Inicio Calculadoras Planes de Lecciones Juegos Tutor Bancario Sobre este Sitio Contáctanos In English In Chinese
Destrezas Prácticas para toda la Vida
BUSQUEDA DEL SITIO
en la Escuela en el Hogar
Recursos Para Consimidores



Ayuda financiera para personas de la tercera edad
Por Jason Alderman

Los ciudadanos de la tercera edad y otras personas que viven con ingresos fijos o bajos saben cuán difícil es llegar a fin de mes, especialmente cuando los costos de las cosas esenciales, como la atención de la salud, los alimentos y la energía aumentan más rápido que sus fuentes de ingresos.

Éstos son algunos de los beneficios económicos a disposición de las personas con ingresos fijos, especialmente las personas de la tercera edad:

Programas de Asistencia para Medicamentos Recetados. La mayoría de las compañías farmacéuticas ofrecen programas de asistencia al paciente (PAP) que proporcionan a las personas sin seguro o con bajos ingresos el acceso a medicamentos recetados que, de otro modo, no estarían a su alcance. Pregúntele a su médico, farmacéutico o clínica de atención de la salud, para obtener más detalles. Otros buenos recursos incluyen: El listado alfabético de medicamentos de Medicare, disponible a través de PAP, con enlaces a información detallada sobre elegibilidad (www.medicare.gov/pap/index.asp); Partnership for Prescription Assistance (www.pparx.org), RxAssist (www.rxassist.org) y NeedyMeds (www.needymeds.com).

Otras ideas para ahorrar dinero en gastos médicos incluyen:

  • Programas proporcionados por el gobierno, que ayudan a las personas con ingresos y recursos limitados a pagar la cobertura médica, incluyendo a Medicaid y Medicare. Para obtener un buen resumen sobre estos programas, visite www.medicare.gov y haga clic en “Get Financial Help” (“Obtener Ayuda Financiera”).
  • Pregúntele a su médico sobre el uso de medicamentos genéricos de costo más bajo y sobre los descuentos en efectivo para gastos no cubiertos por su seguro.
  • Varias disposiciones del proyecto de ley de reforma de atención de la salud recientemente firmado reducirán gradualmente los costos de los medicamentos de Medicare, entre ahora y el año 2020. Por ejemplo, este año, las personas de la tercera edad que alcancen la brecha de cobertura llamada "Período sin cobertura" ($2.380 en 2010) recibirán un reembolso de $250 para aliviar su carga financiera.

Ventajas impositivas. El código de impuestos del IRS incluye varios beneficios que apuntan a las personas de la tercera edad (y generalmente, a otros contribuyentes de ingresos más bajos), incluyendo:

  • Una mayor cantidad de deducción estándar para la mayoría de la gente que no detalla las deducciones, si ellas y/o sus cónyuges tienen más de 65 años o son ciegos.
  • Un crédito impositivo adicional para las personas de ingresos más bajos que tienen más de 65 años de edad y presentan un formulario de impuestos 1040 o 1040A. (Para conocer todos los detalles y la elegibilidad, consulte la Publicación 524 del IRS en www.irs.gov).
  • Ciertas mejoras a los hogares hechas para ajustarse a condiciones médicas o discapacidades, con la recomendación de un médico, pueden deducirse si usted detalla sus deducciones. Las reglas son complejas, así que lea la Publicación 502 del IRS en www.irs.gov y consulte a un asesor impositivo antes de solicitar dichas deducciones.
  • Las personas mayores de 60 años, así como también las personas con ingresos bajos a moderados y las familias de militares disponen de asistencia y orientación gratuitas en la preparación de declaraciones de impuestos por parte de voluntarios capacitados por el IRS (consulte “Free Tax Preparation” (“Preparación Gratuita de Impuestos”) en www.irs.gov).
  • La Publicación 554 contiene ayuda adicional para personas de la tercera edad que preparan sus declaraciones de impuestos.

Programas gubernamentales. Existen muchos beneficios, subsidios y programas de ayuda financiera patrocinados por el gobierno, para ayudar a las personas de la tercera edad, las familias de bajos recursos y a otros a pagar sus cuentas, éstos incluyen:

  • LIHEAP, el Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Recursos, que proporciona subsidios para ayudar a pagar las facturas de servicios públicos. Para ver si califica, visite www.acf.hhs.gov/programs/ocs/liheap.
  • SNAP, el Programa de Asistencia para la Nutrición Complementaria de USDA (anteriormente conocido como vales para alimentos), ayuda a millones de estadounidenses de bajos ingresos, comprando alimentos nutritivos todos los meses. Visite www.fns.usda.gov/snap para conocer los requisitos para calificar.
  • La asistencia para rentas, para familias de bajos ingresos, se encuentra disponible a través de distintos programas del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE.UU., así como también de otras agencias estatales y locales (para obtener detalles, consulte www.hud.gov/renting/index.cfm).
  • Visite www.usa.gov/Citizen/Topics/Benefits.shtml para obtener una descripción general de los programas de asistencia adicionales.

Y, por supuesto, no se olvide de solicitar los descuentos para las personas de la tercera edad, donde quiera que compre, viaje o adquiera seguros: 10 por ciento acá, 10 por ciento allá, realmente suman.


Jason Alderman dirige los programas de educación financiera de Visa. Para inscribirse y recibir un Boletín de Noticias Electrónico financiero personal gratuito mensualmente, vaya a www.practicalmoneyskills.com/newsletter.